CLASES DE YOGA: POSTURAS BÁSICAS DE YOGA III

Group of people sitting in lotus position in the fitness studio

Vajrasana o postura del diamante de yoga

Se trata de una de las asanas de las que parten como inicio muchas otras posturas sentadas. Su nombre proviene de vajra y significa rayo. También se le da el nombre de Adamantino, Diamante o Virasana o postura del héroe. Esta posición de yoga asienta el cuerpo y lo lleva a la calma, aportando serenidad a la mente. De pie, en Tadasana, arrodíllate con los dedos de los pies hacia atrás y siéntate sobre los talones. Relaja los hombros y los brazos y deja descansar tus manos sobre las rodillas. Es importante que la espalda este recta y te posiciones mirando al frente. Toma consciencia de la respiración y haz que ésta sea uniforme, acompasada y profunda. Evita arquear la espalda y aguanta entre 30 y 60 segundos. Esta posición trabaja el tren inferior, tonificando muslos, rodillas y tobillos, y potenciando su flexibilidad. Además de ser un buen sistema para calmar la mente favorece una buena digestión.

Savasana o postura del cadáver en yoga

Provinente de la palabra sava “cadáver”, en esta posición el cuerpo permanece quieto y con los músculos completamente relajados. Túmbate en posición supina asegurándote que la columna se encuentra alineada y la cabeza centrada. Los brazos deben permanecer ligeramente separados del cuerpo y las piernas un poco abiertas. Coloca las palmas de la mano mirando hacia arriba y nota como los dedos se curvan al relajarse el cuerpo mientras se elimina toda la tensión. Cierra los ojos y céntrate en la respiración mientras la actividad mental se reduce al  mínimo y los sentidos se aíslan del entorno. Con cada una de las espiraciones se libera tensión y se elimina rigidez muscular, permitiendo que el aire entre y salga de manera natural y sin esfuerzo. Esta asana de yoga lleva la mente a la calma y ayuda a aliviar el estrés   y combatir la depresión leve. Puede llegar a reducir el dolor de cabeza, la fatiga, el insomnio y la presión arterial. Se dice que 10 minutos en Savasana baja la tensión y produce un descanso equiparable a una noche de sueño.

Pavanamuktasana o postura de yoga de liberación del viento

 Compuesta por estas dos palabras “pavan”, viento, y “mukta” liberado, la pavanmuktasana es una posición relajante que suele utilizarse para realizar un contra-estiramiento después de haber realizado fuertes flexiones de columna. Esta asana comienza tumbado en savasana. Espira y acerca las rodillas al pecho cerrando tus manos sobre ellas. Cierra las manos y utilízalas para acercar las rodillas un poco más sobre ti, inspirando y espirando de nuevo. La inspiración debes relajar algo los brazos disminuyendo la presión, mientras con la espiración, debes aumentarla. Mantén esta posición entre 30 y 60 segundos y suelta para estirar de nuevo las piernas sobre el suelo. El movimiento de balanceo que genera esta postura de yoga per mite liberar tensiones y relajar los músculos dorsales, además de limpiar los pulmones e incrementar la flexibilidad de columna, caderas y piernas.

Diseñado por Freepik Diseñado por Freepik