Hacer deporte de forma saludable 2

Como ya os explicamos en el último artículo (Hacer deporte de forma saludable 1), las ganas de hacer deporte aumentan con la llegada del buen tiempo, ya que nos sentimos mucho más activos y con ganas de salir a pasear, a correr, montar en bici, bailar…

Pero el problema no es ese, sino que mucha gente no tiene en cuenta que nuestros músculos y nuestro cuerpo no actúa de la misma forma si hace calor o si hace frio, ya que por ejemplo cuando hace frío los músculos se contraen y necesitan más calorías, pero en cambio en verano es necesario quemar más calorías para tener una buena temperatura.

Por esta razón, desde el blog de Deporte y Salud, os queremos dar todos los consejos necesarios, para que podáis practicar deporte de manera saludable y sin peligro.

 

Consejos

  • Aunque seguro que lo habéis escuchado miles de veces, creemos que es totalmente necesario, recalcar lo importante que es una buena hidratación a la hora de hacer deporte. Al contrario de lo que muchos pensáis de que no se puede beber agua antes de hacer ejercicio, es una idea totalmente equivocada, ya que es necesario empezar a beber agua antes de ponerse a hacer cualquier tipo de deporte.

 

  • A parte de una buena hidratación, nuestro cuerpo también necesita sales, para que el liquido que ingiramos, sea absorbido por nuestras células más rápidamente, por eso es recomendable que durante el ejercicio que practiquemos, bebamos alguna bebida que tenga un alto aporte en sales.

 

  • Tenemos que ser conscientes de la época del año en la que estamos, por eso es necesario que sepamos adaptar la intensidad del deporte que estamos practicando a la temperatura. Por esta razón, os aconsejamos que practiquéis deporte o a primera hora de la mañana o a última hora del día, que es cuando hace menos calor.

 

  • El buen tiempo, es sinónimo de sol, por esta razón es muy importante que cuando salgamos a hacer ejercicio, tomemos todas las precauciones necesarias para protegernos del sol, sobre todo los ojos, la cabeza y la piel, para ello podemos utiliza gorras, gafas de sol y crema con protección solar.

 

  • Por último es importante que sepamos que tenemos un cierto riesgo de deshidratación o de insolación, por eso si creemos que podemos sufrir alguno de estos problemas, paremos inmediatamente de hacer ejercicio, ya que nuestro cuerpo es inteligente y hay ciertos signos que nos avisan, como los dolores de cabeza, la sensación de sed, los calambres, mareos, náuseas, menos rendimiento deportivo de lo normal… Por eso al mínimo síntoma, es necesario detener el deporte que estemos realizando y que nos hidratemos bien.