Los grandes beneficios del running

Bienvenido un día más al blog de Deporta y Salud, en la nueva entrada de hoy hablaremos sobre los diferentes beneficios que nos puede aportar el running a nuestro día a día. Esta es una actividad que podemos practicar diariamente o alternando con tal de seguir unas pautas.

Además, no requiere mucho tiempo de preparación por lo que lo podremos hacer sin necesidad de ir al gimnasio o comprar herramientas de deporte totalmente innecesarias. Esta actividad ofrece a nuestro cuerpo y mente multitud de beneficios.

    1. Rendimiento atlético: Cuando corremos, nuestro cuerpo se llena de oxígeno. Eso quiere decir que cuando corremos con frecuencia, el cuerpo aprende rápido a llevar oxígeno a los músculos y a usarlos. A la larga, tendremos mucha más energía y mejor rendimiento atlético.
    2. Anti estrés: salir a correr nos puede ayudar a reflexionar mejor y aprender a encontrar soluciones más eficientes a los problemas de nuestra vida. Ya que en nuestra vida cotidiana es muy estresante y necesitamos encontrar pequeños momentos como éste para relajar nuestra mente.
    3. Perder peso: además de fortalecer nuestros músculos y ayudar a nuestra relajación, realizar esta actividad puede ser muy buena para perder peso, ya que mientras corremos quemamos muchas calorías. Si además nos esforzamos en llevar una alimentación saludable conseguiremos nuestro peso idóneo.
    4. Dormir mejor: el simple hecho de salir a caminar o correr con regularidad puede ayudar a mejorar mucho la calidad del sueño. Esto es debido a que al salir a correr habitualmente empezamos a experimentar las diferentes fases del sueño sin dificultades y regularmente durante la noche. Aunque se debería evitar hacer ejercicio a menos de cuatro horas antes de ir a la cama.
    5. Huesos y articulaciones fuertes: la práctica del running aumenta la densidad de los huesos y reduce el riesgo de osteoartritis y osteoporosis. Tan solo dos sesiones de 15 minutos a la semana es suficiente para obtener estos beneficios.